El cuidado de los zapatos es un tema muy importante si queremos prolongar lo más posible su tiempo de vida útil, y también es importante conocer las características de sus materiales para poder darles un mantenimiento óptimo. En las temporadas que dejamos de usarlos, se deben guardar en un lugar seco, sin luz del sol y además limpiarlos y humectarlos con aceite de manera regular. El cuero es un material que va perdiendo su color gradualmente, y su contacto diario con el suelo lo va deteriorando gradualmente.

Limpiar los zapatos de cuero es una actividad muy sencilla, sin embargo se deben considerar varios puntos para hacerlo de manera efectiva. Primero se debe eliminar el polvo y suciedad con un cepillo de cerdas suaves y largas. Después, pasa un trapo húmedo por toda la superficie tomando especial cuidado en las costuras, dejando secar por unos minutos. 

Aplica una cantidad uniforme de cera o grasa especial para zapatos de cuero. Lo importante aquí es dejar que este producto sea absorbido por el cuero, para nutrirlo e hidratarlo.

Puedes utilizar un trapo suave y limpio para retirar el exceso de cera o grasa de la superficie. Se recomienda hace todo esto una noche antes de usar los zapatos, ya que el proceso de absorción de los aceites en el cuero es gradual. 

 

Si tienes alguna duda o comentario, envíanos un correo electrónico: tiendaenlinea@zapateriasrodriguez.com